Archivo del autor - Carmen Saes Coaching

Por qué leo

 

Leo

Para imaginar

Para soñar

Para crecer

Para pasarlo bien

Para viajar

Para valorar

Para sentir

Para desterrar la tristeza

Para vivir otras vidas

Para compartir

 

Leo por necesidad

 

 

DISFRUTA CADA SEGUNDO

 

 

Disfruta, valora lo que tienes.

Cuida a las personas que más quieres,

ten detalles con ellas, dedícales tiempo,

sé amable con ellas, no te arrepentirás.

Hoy, en este momento, aquí y ahora.

Disfruta cada segundo.

 

 

 

Motivar a nuestros hijos para que hagan deporte.

Nuestros hijos van creciendo, cuando eran pequeños vivían la práctica de actividades físicas y deportivas como un juego, cuando llegan a la adolescencia pierden interés por jugar y aparecen otras alternativas para su tiempo libre.

Dejan de ver el deporte como un juego y quizás se planteen metas poco realistas y quieran ganar siempre, cuando perciben que difícilmente conseguirán las metas que se proponen, la actividad deja de tener sentido.

Nosotros como padres podemos ayudar a que sigan practicando actividades físicas, tenemos que enseñarles que practicar deporte es una forma de disfrutar, encontrarse bien, ocupar el tiempo libre, hacer nuevas amistades y mejorar la salud. Tenemos que enseñarles que no siempre se puede ganar, pero que es importante ser personas activas.

Nuestros hijos crecen y la exigencia escolar aumenta. Además, en la adolescencia, quieren disponer de tiempo para estar con sus amigos y comienzan las relaciones entre chicos y chicas.

Cuando son adolescentes encuentran nuevas formas de ocupar el tiempo libre, que antes no les interesaban, pero ahora despiertan su interés y muchas de esas alternativas son sedentarias.

imagen motivar con patin para web

Los padres podemos ayudarles a organizar su horario, porque muchas veces no es una falta real de tiempo, sino una falta de organización. Debemos implicarnos en lo que hacen en su tiempo libre, aunque nos parezcan mayores. Hay que ayudarles a encontrar tiempo para seguir practicando alguna actividad física. Los amigos cada vez tienen más influencia y lo que hagan en su tiempo libre dependerá de lo que haga su grupo de amigos, pero si están acostumbrados a un estilo de vida sano, no les costará trabajo seguir practicando deporte o alguna actividad física.

Si somos activos, somos sin duda un excelente modelo de referencia a imitar. Si no somos activos demostremos que nos importa que lo sean.

Los padres siempre podemos recordarles que la actividad física es necesaria para la salud y además mejora el rendimiento intelectual.

Aquí los padres y madres jugamos un papel importante, aunque pensemos que no nos hacen caso, nuestros hijos valoran nuestra opinión.

 

 

8 Razones para hacer ejercicio

El interés por ejercicio físico para mejorar la salud es muy antiguo. Nos puede sorprender que en la antigua Grecia, los médicos griegos solían prescribir el ejercicio físico acompañado de dieta para tratar enfermedades y otros problemas de salud.

Han pasado los años y en la actualidad el ejercicio físico se entiende como un factor para promover la salud, prevenir la enfermedad y para mejorar la calidad de vida.

En los últimos estudios realizados se demuestra  que es  beneficioso el ejercicio físico en aspectos psicológicos: la depresión y estados de ánimo, trastornos de ansiedad, resistencia al estrés, manifestaciones psicosomáticasfibromialgia, cantidad y calidad del sueño.

8 Razones para hacer ejercicio.

Practicar actividades físicas:

  •  Reduce el estrés.
  •  Ayuda a lograr pérdida de peso, si se combina con una alimentación sana.
  •  Mejora el estado de ánimo.
  •  Ayuda a mantener la masa muscular.
  •  Mejora la salud de los huesos.
  •  Previene el desarrollo de enfermedades.
  •  Mejora la calidad de vida.
  •  Nos ayuda a mantener el cerebro activo y  a potenciar la memoria
.

Seguro que hay  un ejercicio adecuado para ti, que te ayude a sentirte mejor.

¿Te animas?

La “Inteligencia emocional”

Este término fue acuñado por Peter Salovey y John Mayer en 1990.

Definen la inteligencia emocional como un tipo de inteligencia social que incluye la habilidad de supervisar y de entender las emociones propias y de los demás, discriminar entre ellas, y usar la información para guiar el pensamiento y las acciones de uno.

Fue a partir de la publicación del libro del psicólogo Daniel Goleman, en 1995 “La Inteligencia emocional”, cuando se empezó a hablar de Inteligencia emocional.

La Inteligencia emocional incluye cinco competencias:

  • Conocer las propias emociones (Conocimiento de uno mismo)
  • Controlar las emociones (Autorregulación)
  • Automotivaciones
  • Empatía
  • Controlar las relaciones (Habilidades sociales)

1º Conocer las propias emociones

La conciencia de uno mismo, de nuestras propias emociones es la clave de la inteligencia emocional.

Reconocer los sentimientos que experimentamos es muy importante, si no podemos reconocer nuestros sentimientos quedamos a merced de nuestras emociones.

2º Controlar las emociones

Las personas que saben serenarse y librarse de la ansiedad, irritación o melancolía excesivas se recuperan con mayor rapidez de los reveses de la vida.

El control emocional es la habilidad de lidiar con los propios sentimientos adaptándolos a cualquier situación.

Las personas que carecen de esta habilidad caen constantemente en estados de inseguridad mientras que aquellas que poseen un mejor control emocional se recuperan mejor de los contratiempos de la vida.

3º Automotivación

Las personas que saben controlar su impulsividad y esperar para obtener su recompensa cumplen con sus objetivos y están conformes con sus logros.

El control de la vida emocional y su subordinación a una meta puede resultar esencial para activar y mantener la atención, la motivación y la creatividad.

Dirigir las emociones para conseguir un objetivo es esencial para mantenerse en un estado de búsqueda permanente y para mantener la mente creativa para encontrar soluciones.

Las personas que tienen esta habilidad tienden a ser más productivas y eficaces

4º Empatía

Se refiere a la capacidad para reconocer las emociones de los demás, saber qué quieren y qué necesitan.

 Se trata de una habilidad fundamental para establecer relaciones sociales y vínculos personales.

5º Controlar las relaciones

Es una habilidad que presupone relacionarnos adecuadamente con las emociones ajenas. Esto significa saber actuar de acuerdo con las emociones de los demás, y determina la capacidad de liderazgo y popularidad.

El arte de relacionarse es la habilidad de producir sentimientos en los demás.

Esta habilidad es la base en la que se sostenga la popularidad, el liderazgo y la eficiencia interpersonal.

Las personas con esta cualidad son más eficientes en las relaciones entre individuos. Son las “estrellas sociales”.

Las tres primeras habilidades se refieren a la Inteligencia Intrapersonal.

Las dos últimas a la Inteligencia Interpersonal.

La inteligencia emocional es, una forma de interactuar con el mundo que nos rodea, teniendo muy en cuenta los sentimientos y englobando habilidades tales como el control de impulsos, la autoconciencia, la motivación, el entusiasmo, la perseverancia, la empatía, la agilidad mental

Ellas configuran rasgos de carácter como la autodisciplina, la compasión, o el altruismo, que resultan indispensables para una buena y creativa adaptación social.

Las aplicaciones de la inteligencia emocional son prácticamente infinitas.

 

“Mens sana in corpore sano”

La salud mental se define como un estado de bienestar en el cual el individuo es consciente de sus propias capacidades, puede afrontar las tensiones normales de la vida, puede trabajar de forma productiva y fructífera y es capaz de hacer una contribución a su comunidad.

Se refiere a la forma en  que nos relacionamos con los demás en distintos ambientes: en la familia, la escuela, el trabajo, en las actividades recreativas.  También tiene que ver con la manera en que afrontamos las tensiones normales de la vida, nuestros sentimientos y habilidades, en términos clínicos, es la ausencia de cualquier tipo de enfermedad mental.

Debemos  ejercitar nuestro cerebro con regularidad, para evitar su deterioro, los ejercicios de gimnasia cerebral te ayudan a equilibrarte, pensar, recordar, ser creativo, estudiar.

Así como el ejercicio físico regular es de suma importancia para la salud física, es igualmente importante mantener una mente sana para poder llevar una vida saludable en general.